Siguenos en facebook

¿Qué hacemos?

banner-comoNuestra cantera, nuestros trabajos

La logia, espacio de convivencia en el respeto y la libertad absoluta de conciencia.

Escuela de formación del ciudadano.

Como masones, enfocamos nuestros trabajos desde dentro hacia afuera, es decir, partiendo de una mirada y un trabajo reflexivo sobre nosotros mismos como individuos y como organización, buscamos perfeccionarnos para así, mejorar por el ejemplo, la palabra y los escritos, la sociedad en todas sus facetas. La dimensión social del hombre, hace que entendamos la necesidad de mejora personal como medio de mejora social.

Siguiendo la imagen de los masones operativos, constructores de grandes obras a lo largo de los siglos, los masones simbólicos labramos nuestra propia piedra, desde su estado más bruto hasta la forma más cúbica y perfecta. Somos a la vez objeto y sujeto de perfección, piedra, herramienta y artífice.

Nuestro gran objetivo es lograr la Concordia Universal, y las herramientas que la tradición nos entrega para ello son el estudio, la escucha, el debate sereno y constructivo, siempre bajo la más estricta observancia del respeto a los otros y a uno mismo y la libertad absoluta de conciencia. Todo esto convierte a las logias en un centro de mejora personal, en una verdadera escuela de formación ciudadana.

En un marco organizacional bien estructurado, con una normativa elaborada por los masones del Gran Oriente de Francia desde hace casi tres siglos de forma absolutamente democrática, podemos dedicarnos a lograr nuestros grandes valores: la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, prestando especial interés al principio de Laicidad. Nuestros trabajos versan sobre todo lo que concierne al ser humano, su naturaleza intelectual, espiritual, social, política…

Los miembros de nuestras logias tratan los temas concretos que les interesan personalmente, para, elaborando un documento que recoja sus conocimientos, sus investigaciones, sus pensamientos, inquietudes, etc., exponerlo en la logia y que sirva de ilustración a los demás y sobre todo, generar debate, despertar el interés en ese área del conocimiento. Escuchar, aprender, estudiar, debatir, mejorar.

Mejorando como personas y ciudadanos, procuramos extender los conocimientos y las formas adquiridas en las logias en nuestra vida particular, profesional, familiar, política, etc.

La logia realiza igualmente actividades públicas con el objeto de mejorar a la sociedad mediante el conocimiento y buscando la extensión del espíritu crítico más fecundo.

No somos depositarios de La Verdad, somos, eso sí, incesantes buscadores de las verdades y deseosos de una humanidad libre y más esclarecida.