Hoy es un gran día para conocer (bien) qué es la tolerancia

| 16 noviembre, 2016 | Reply

Día ToleranciaEn 1995 la Asamblea General de las Naciones Unidas, concreta en un documento la Declaración de Principios sobre la Tolerancia, y tal como expresan literalmente en su exposición de motivos para dicha declaración, lo hace «Alarmada por la intensificación actual de los actos de intolerancia,violencia, terrorismo, xenofobia, nacionalismo agresivo, racismo, antisemitismo, exclusión y discriminación perpetrados contra minorías religiosas, étnicas y lingüísticas, refugiados, trabajadores migrantes, inmigrantes y grupos vulnerables de la sociedad, así como por otros actos de violencia e intimidación contra personas que ejercen su derecho de libre opinión y expresión – todos los cuales constituyen una amenaza por la consolidación de la paz y de la democracia en el plano nacional e internacional y un obstáculo para el desarrollo».

Este documento, entendemos, debería ser de obligado estudio (memorización, comentario, debate, análisis, aprehensión…) en los institutos de enseñanza media, y no digamos en la enseñanza superior, como parte de asignaturas transversales encaminadas a formar a ciudadanos libres y cultos.

La tan cacareada tolerancia, acaba malograda cuando se usa sin respeto, con ignorancia o malintencionadamente.

toleranciaEl documento dice claro qué es: «La tolerancia es el respeto, la aceptación y el aprecio de la riqueza infinita de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos. La fomentan el conocimiento, la apertura de ideas, la comunicación y la libertad de conciencia. La tolerancia es la armonía en la diferencia. No sólo es un deber moral, sino una obligación política. La tolerancia es la virtud que hace posible la paz y que contribuye a la sustitución de la cultura de guerra por la cultura de paz«.

Y continúa más abajo: «Practicar la tolerancia no significa renunciar a las convicciones personales ni atemperarlas. Significa que toda persona es libre de adherir a sus convicciones individuales y aceptar que los demás adhieran a las suyas propias. Significa aceptar el hecho de que los seres humanos, naturalmente caracterizados por la diversidad de su aspecto, su situación, su forma de expresarse, su comportamiento y sus valores, tienen derecho a vivir en paz y a ser como son«.

el mundo de ayer, de Stefan Zweig baja resoluciónYa que el texto de la ONU, que además instaura el 16 de noviembre como Día Internacional de la Tolerancia, pueden leerlo en este enlace, demos voz al gran humanista y escritor Stefan Zweig, en su obra El Mundo de Ayer – Memorias de un europeo (Editorial Acantilado), donde dice «…Por mi vida han galopado todos los corceles amarillentos del Apocalipsis, la revolución y el hambre, la inflación y el terror, las epidemias y la emigración; he visto nacer y expandirse ante mis propios ojos las grandes ideologías de masas: el fascismo en Italia, el nacionalsocialismo en Alemania, el bolchevismo en Rusia y, sobre todo, la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea. Me he visto obligado a ser testigo indefenso e impotente de la inconcebible caída de la humanidad en una barbarie como no se había visto en tiempos y que esgrimía su dogma deliberado y programático de la antihumanidad«.

El mismo autor, en su gran alegato sobre la tolerancia misma, Castellio contra Calvino – Conciencia contra violencia (Editorial Acantilado), dice «…Y como la violencia se renueva adquiriendo nuevas formas en cada época, también la lucha contra ella ha de ser renovada ACA0048okconstantemente por los hombres de espíritu. No pueden huir con el pretexto de que el poder es demasiado fuerte en ese momento y de que, por tanto, no  tiene sentido oponerse a él con la palabra, pues jamás lo necesario se ha dicho demasiado a menudo, y la verdad, jamás en vano. Aún cuando no venza, la palabra demuestra su eterna actualidad, y quien la sirve en semejante momento ha dado pruebas, por su parte, de que ningún terror tiene poder sobre un espíritu libre y de que incluso en el más inhumano de los siglos hay espacio para la voz de la compasión»

La tolerancia no es condescendencia, no todo vale, y los límites están contenidos en los derechos humanos. Debe ser forma de vida, y objeto de protección legal. Cualquier manifestación que vaya contra ella, debe ser combatida con la palabra como arma total. Las formas inhumanas con que se manifiesta la tolerancia se actualizan y refinan, pero siempre, siempre, van dirigidas a socavar el bienestar general y la dignidad humana.

Debemos estar atentos, con el espíritu libre y el sentido crítico bien armado, el corazón valiente y con la esperanza de un futuro más iluminado. Hoy, día 16 de noviembre, celebremos la Tolerancia como si de un dios se tratara, y anotémoslo en nuestras agendas porque seguramente no haya ley humana más básica para convivir.

 

 

 

Tags: , , ,

Category: democracia, Sin categoría

About the Author ()

Leave a Reply

UA-123316900-1