La investigación, los investigadores, España y Europa.

| 12 enero, 2012 | Reply

En octubre de 2006, un trabajo presentado por uno de los miembros de la logia, comenzaba con un estudio de la situación en estos términos:

Uno de los indicadores más importantes sobre el grado de desarrollo de los países, y de su potencial competitivo a medio y largo plazo es el porcentaje sobre el PIB destinado a Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I). Europa tiene un reto importante planteado, y es que cada uno de sus estados miembro alcance una inversión en esos capítulos por un importe equivalente al 3% de su PIB; estamos muy lejos de llegar a este objetivo, y los países y la UE lo saben. Pero también saben que es una carrera contra reloj, pues si antes el mundo investigador estaba centrado en unos pocos países europeos, Rusia, Estados Unidos, Canadá, Israel y Japón en mayor medida, con un status quo más o menos asentado, ahora cada vez se tiene más en cuenta lo que para muchos es una bola de nieve imparable que se les viene encima: China, India, Corea, Malasia, Hong Kong y Taiwán.

Hasta ahora, los países financiaban la investigación vía iniciativa privada, es decir, cada empresa debía invertir en su propia competitividad, y vía estatal, mediante la dinamización, regulación y destinando fondos públicos para ello. Pero no es suficiente, hace falta, para mantener la competitividad de los países y bloques buscar fuentes de financiación paralelas.

En opinión de los expertos, que han enviado a la Comisión Europea un informe titulado “Dar Más para Investigar en Europa”, es necesario tomar el problema por las riendas. Entre las recomendaciones remitidas a las autoridades comunitarias se encuentra, por un lado, la necesidad de sensibilizar e informar a la opinión pública sobre «la importante labor» que realizan algunas fundaciones como fuentes de financiación de I+D; proponen, en este sentido, que se realicen campañas de donación nacionales e internacionales para que la gente se mentalice de la importancia de las obras destinadas a investigación. Otra medida llamativa a tener en cuenta es la de mejorar las condiciones fiscales para las donaciones a través de reformas legislativas. O, lo que es lo mismo, incentivar la desgravación cuando se trate de donaciones en I+D.

A escala comunitaria, los autores hablan de aumentar los fondos, por ejemplo, a través de la promoción de un «capital-riesgo filantrópico». El estudio aconseja, asimismo, que se cree, con fondos públicos, «en el marco de los objetivos planteados por el VII Programa Marco, una nueva generación de fundaciones de este tipo especializadas en conseguir fondos para I+D». Favorecer a la creación de este tipo de entidades en general, controlar el modo en que éstas son gestionan, desde el punto de vista administrativo y de la transparencia, y crear un foro europeo de fundaciones especializadas en la investigación, que contribuya al intercambio de experiencias y a la promoción de sinergias, son todas ideas recogidas en el informe.”

Este trabajo, coincidente con uno de los valores básicos de la francmasonería que representamos, proponía sumar fuerzas para una campaña en favor de la investigación, el desarrollo y la innovación, cuyo objetivo fuera conseguir una casilla en la declaración del IRPF al efecto. El nombre que proponíamos para la campaña, fácil de recordar y que a nuestro entender tenía mucha fuerza, era “Casilla IDI”.

Eran tiempos pre-redes sociales, si se nos permite el término. La propagación de movimientos sin apoyo económico era más difícil, y la logia estaba con otras prioridades que resolver para su propio desarrollo inmediato. Otra vez la historia de lo urgente antes que lo importante.

Ahora, cinco años más tarde, y tras varios en que los recortes presupuestarios estatales se han venido sucediendo con consecuencias nefastas, presentes y futuras para España y Europa , nos alegra ver cómo un científico español, D. Francisco J. Hernández ha decidido actuar, y en su blog “Resistencia Numantina” promueve que se pueda marcar una casilla en la declaración del IRPF para ello.

Qué malos tiempos para la ciencia, pero qué ánimos da ver la implicación popular.

Recuerdo siempre la frase de Burke, oída a D. Federico Mayor Zaragoza: “qué pena que pensando que podemos hacer poco no hagamos nada”.

Ahora, todos podemos aportar nuestro granito de arena, suscribe la iniciativa en solo un minuto: pincha AQUÍ

 

Tags: , , , , ,

Category: Activismo, Ciencia, Progreso

About the Author ()

Leave a Reply