Retazos de una vida masónica: Patrick Moron en Gran Canaria

| 5 octubre, 2016 | Reply

20161001 Foto de Patrick Moron 2Aprovechando su visita a nuestra logia, y su estancia de algunos días en Gran Canaria, entrevistamos a Patrick Moron, hasta septiembre pasado Consejero de la Orden del Gran Oriente de Francia durante tres años, y miembro activo en masonería durante casi cuarenta.

Patrick, antes que nada, ¿cómo explicarías a una persona no iniciada qué es la masonería?

Es bastante difícil explicar la masonería a una persona ajena; a estas nosotros las llamamos profanas,  que siendo no iniciadas se encuentran fuera del templo: pro fanum, en latín el fanum es el lugar sagrado donde no se puede entrar al no ser iniciado. Nosotros a esas personas les decimos: si tocas a la puerta, te abriremos, es decir que cada uno si lo quiere puede entrar en masonería. Añadimos que entrando va encontrar un espacio de libertad donde construirse a sí mismo y participar a la mejora de la sociedad.

Muchos pueden pensar que está desfasada, que es algo de otra época, ¿Crees que ha perdido actualidad, o mejor, qué puede proponer para el futuro de la humanidad el trabajo de los masones?

¿ Desfasada la masonería? No, puede decirse que con sus rituales directamente salidos del siglo XVIII es un poco anacrónica, eso lo concedo, pero el uso de rituales es su especificidad, es lo que permite trabajar en calma, en un marco ya trazado donde la mente puede actuar sin limites.

Así son estudiados temas fuera de la actualidad pero que en su tiempo, a menudo, tendrán mucha importancia y porvenir, estoy pensando en todos los derechos de las mujeres que fueron debatidos en logias, igualdad hombres/mujeres, contracepción, aborto, concepción asistida así como bioética, hombre aumentado, transhumanismo… muchos otros en varias temáticas. Y este año el debate es sobre el salario universal y el trabajo.

¿Qué es el Gran Oriente de Francia, y cuáles son sus características distintivas?

El Gran Oriente de Francia es una, si no la mas antigua agrupación de masones, existe desde el siglo XVIII, años antes de la Revolución Francesa, exactamente en su forma actual, con sus principios democráticos de elección de todos los cargos y con el sistema de representación de cada logia con un voto desde 1773. Ya existían logias desde 1725 y la figura del Gran Maestro desde 1736. Siguen existiendo una treintena de logias de esta época. Actualmente tenemos cerca de 1350 logias por todo el mundo, y alrededor de 53.000 miembros, hombres y mujeres. Hermanos y hermanas, aunque las mujeres sólo han podido pertenecer al Gran Oriente desde 2010, por lo que no superan todavía las 3000,  pero el movimiento ha empezado con fuerza y sigue su curso. Precisar que antes del 2010 las mujeres eran miembros de obediencias mixtas, algunas muy antiguas, como el Derecho Humano, y de obediencias femeninas con las cuales teníamos y tenemos muy buenas relaciones.

Nuestras característica distintiva es la de poner encima de todo la libertad absoluta de conciencia, es decir que con nosotros cada uno tiene la posibilidad, la libertad, de creer o no creer, de practicar una religión o de tener ninguna a diferencia de las obediencias anglosajonas que obligan a creer en una, la, palabra revelada y la inmortalidad del alma. Otras caracterísitcas son, como ya he dicho, el de promover la tolerancia y el ejercicio efectivo de la democracia, para lo cual todos los cargos son electos, cada hermano tiene un voto, y en la asamblea general anual, que llamamos el Convent, cada logia tiene un voto y todas las decisiones son tomadas así después de debate y reflexión…

Una organización como el GODF que habla de libertad, igualdad, fraternidad y laicidad, algo que puede parecer demasiado genérico, demasiado etéreo, en qué trabaja, qué líneas de actuación desarrolla?

Cada año, la asamblea general, el Convent, decide por votación qué temas deben tratar los hermanos en sus logias, sobre el concepto de salario universal, sobre la adaptación de las instituciones en tiempo de crisis, la interpretación de la laicidad a la luz del terrorismo islámico, sobre el tema de los emigrantes, sobre el porvenir de la UE, la benevolencia y muchas otras cosas porque cada logia puede decidir estudiar cualquier tema que le guste. También puede el Consejo de la Orden, que es como el gobierno de la Obediencia, proponer y organizar conferencias, charlas, coloquios, etc., donde especialistas, periodistas, intelectuales y a menudo ministros y encargados de colectividades locales son invitados a participar en debates para ampliar el conocimiento de temas de interés humano. El año pasado hemos organizado una gira por Francia con coloquios, mesas redondas, etc. para abordar temas tan amplios como, por ejemplo, el encarcelamiento, la discapacidad… recogidos todos bajo el título de Compromisos de humanismo.

¿Por qué genera tanto revuelo el concepto de laicidad? ¿Cómo lo explicarías y qué beneficios puede aportar a una democracia?

Es cierto que el concepto de laicidad fuera de Francia no es bien entendido, a menudo puede ser preferible hablar de libertad de pensamiento. Pero la laicidad puede ser más, es un principio de organización de la sociedad que dice que el Estado, sea el que sea, no tiene que interferir en las creencias de la gente. Eso pertenece al dominio intimo y privado de cada uno. De la misma manera dice que las religiones no tienen nada que ver con la organización del Estado y con las leyes votadas por los parlamentos, por ejemplo en Francia  la Iglesia no tenía que llamar a manifestar contra la ley  del matrimonio para todos… El Estado no puede ni debe financiar ningún culto, sea cual sea. A los fieles les toca contribuir al funcionamiento de su iglesia, sinagoga, templo o mezquita, de la misma manera que a los masones les toca encontrar medios para mantener y desarrollar sus actividades sin ayuda ninguna del Estado o de cualquier administración, ya sea municipal, provincial, etc. Lo que la laicidad puede aportar a una democracia es un ambiente de tolerancia, de libertad, crear espacios donde todos pueden convivir y acabar con las continuas guerras de religiones  que todos hemos conocido en la historia y que siguen por desgracia en la actualidad.

¿Qué puedes contar sobre lo que hacemos en logia?

Muchas veces me gusta contestar esa pregunta con la respuesta ritual de muchos años que decía: en logia se cavan tumbas a los vicios y se alzan templos a las virtudes. A la logia se viene a mejorar como persona, a desarrollarse utilizando sus propias herramientas y las que va adquiriendo, en un ambiente de libertad y respeto al otro y a uno mismo, como base de progreso.

¿Se beneficia la sociedad del trabajo de los masones, o todo queda dentro de las logias?

Son las logias las que deciden a qué van a dedicarse, no tenemos repuestas a todas las preguntas pero cuando en más de 1300 logias, más de 50 000 masones estudian la misma cuestión, acaba con regar a la sociedad, actuando por capilaridad. A menudo cuando se nota un nuevo progreso para la libertad o el bienestar se recuerda que fue estudiado en logia años antes y que en su momento no se pensaba que pueda convertirse en realidad lo que sólo era entonces una utopía. No se pueden encerrar las ideas en las logias, como no se puede encerrar la luz, y nosotros propagamos la luz en el sentido del Siglo de las Luces y con la actualidad y anticipación que necesita el interés humano. Los masones son hombres buenos apegados a la realidad y tratando siempre de mejorarla.

¿Te ha cambiado la masonería en algo?

Seguro. Fue iniciado cuando todavía era estudiante, me dediqué a ser un buen masón trabajando en varias logias simbólicas, fui venerable maestro hace casi treinta años y siempre oficial, es decir, tomando responsabilidades en los talleres que frecuentaba, ¿cómo no me habría cambiado? Acabé por ocupar la función de Consejero de la Orden, durante tres años cuidando de nuestra región, a la que llamamos logias del Sur y logias de España, 85 logias en toda la zona del sur de Francia, al rededor de Toulouse (Tolosa) y toda España; doce logias en España perteneciendo con igualdad de derechos y deberes al Gran Oriente de Francia. Por cierto, hay que destacar que es el Gran Oriente de Francia, y no el Gran Oriente de los Franceses…. Durante aquellos tres años me dediqué también a la cultura, al museo que tenemos en la sede de París, a la biblioteca, a los archivos y a las exposiciones. Es mucho trabajo pero una experiencia vivificante y que te obliga a superarte continuamente, aunque sea para aprender el uso de un teclado español en un piso de Las Palmas para contestar a las preguntas de la Respetable Logia Luz Atlántica al Oriente de Las Palmas de Gran Canaria, lo que hice con mucho gusto.

Muchas gracias, Patrick, esperamos volver a tenerte pronto por aquí, y que sigas trabajando de manera tan fructífera por la masonería y la sociedad.

Logia Luz Atlántica – 1565 Gran Oriente de Francia

Tags: , ,

Category: Sin categoría

About the Author ()

Leave a Reply

UA-123316900-1